Sígue al Club Deportivo Macará

“Tengo muchos sentimientos encontramos con Macará”, Dubar Enríquez.

COMPARTE ESTE ARTICULO

Facebook
LinkedIn
Twitter
Email

Dubar Adrián Enríquez Sánchez, defensa de 28 años, nació en Yantzaza provincia de Zamora Chinchipe es actualmente jugador del Club Deportivo Macará de Ambato, se destaca en la posición de defensa central del plantel de primera del cuadro celeste.

Dubar empezó a jugar fútbol desde los 5 años, se inclinó por este deporte gracias a la motivación que vino de sus familiares, padre y abuelo (+) de quienes conserva un grato recuerdo, ya que lo vieron debutar en el fútbol profesional.

Dubar inició su formación en la escuela de fútbol de la Liga Cantonal de su ciudad natal. Luego para cumplir su meta; como todo joven que aspira llegar al fútbol profesional, emigró con apenas 16 años de edad a la ciudad de Loja para incorporarse a Liga de Loja, equipo profesional que en ese año militaba en la serie B del fútbol ecuatoriano. Ahí se consolidó en la categoría Sub 16, Sub 18 y la reserva, fue un 8 de diciembre del año 2012 que se le presentó la oportunidad de debutar en este equipo.

Para muchos jugadores profesionales llegar al plantel de primera es un proceso difícil que requiere de perseverancia, para Dubar Enríquez, la carrera del futbolista profesional es muy compleja, y la asimila del mismo modo que un proceso escolar: “Ir a una escuelita, al jardín, al colegio, llegar a la universidad, son procesos que se van cumpliendo, se va ascendiendo de categoría, creo que es la carrera más bonita del mundo, pero si es complicada porque se deja muchas cosas para cumplir este sueño.”

También, en su análisis el central expresó: “Un futbolista a corta edad debe ir mentalizándose en muchas cosas, siendo joven tenemos que privarnos de salir con amigos, con tu novia, de trasnocharse para rendir bien en los entrenamientos. Si se quiere llegar al fútbol profesional debes cuidarte, dormir temprano, alimentarse bien. En este ámbito se necesita mucha motivación y perseverancia.”

Sobre su vinculación con el Club Deportivo Macará de Ambato comentó: “Fue en el 2018, mi primera temporada que llegué acá con el visto bueno de Paúl Vélez que lo tuve como Director Técnico en Liga de Loja, me conocía, se dieron las conversaciones con él y con Juan Carlos Ávila”

Del mismo modo enfatizó el cariño que siente por el ídolo ambateño “Tengo muchos sentimientos encontrados con Macará, me brindaron ese sueño, aquella ilusión, de venir a vincularme a un gran equipo, tengo un cariño especial al cuerpo técnico y también a la dirigencia porque me dieron la confianza, la ciudad de Ambato me acogió como si fuera mi ciudad, estoy adaptado al clima, mi primera hija es ambateña y voy por mi segunda, que anhelo también sea ambateña. Macará me dio la oportunidad de seguir creciendo en lo profesional, estoy muy contento. Agradezco tanto los momentos vividos con el Club, los clásicos jugados, ver a la hinchada celeste gritar. Siempre le digo al Presi: si Dios me da la oportunidad y me presta vida quisiera retirarme en este club, porque me siento como en casa.”

Por otro lado, nos comentó una de sus anécdotas con su antiguo Club: “En liga de Loja lo tuve como compañero a Geovanny Cumbicus, quién me aconsejaba mucho cuando compartíamos equipo y después lo tuve como técnico”

En el ámbito profesional de su trabajo diario comunicó: “En lo deportivo me siento muy contento y grato con Macará, voy a seguir esforzando y demostrando mi nivel. Como jugador profesional uno sabe que un equipo de fútbol se conforma de 25 a 30 jugadores, por eso es necesaria una preparación continua, porque cualquiera puede jugar y demostrar su nivel, en mi posición hay jugadores muy buenos y yo voy creciendo con ellos y aprendiendo.” 

Dubar utilizó este medio para compartir un mensaje con la juventud: “Todos empezamos con un gran sueño, pero depende de nosotros si lo cumplimos, cada uno a luchar sin bajar los brazos. En el camino te vas a encontrar con muchos obstáculos, muchas piedras, pero es cuestión de cada ser humano perseverar y luchar porque nada es fácil, el que quiere alcanzar sus sueños, va por ellos y los consigue”. Finalizó a la entrevista con las siguientes palabras: “Tener fé en Dios es tener la confianza en sí mismo no solo para el fútbol sino para cualquier profesión, mucha dedicación y mucho esfuerzo”

Gracias “Yuco” por los años que acompañas al Club.

¡Deseamos éxitos y bendiciones en tu vida!

CONTENIDO RELACIONADO

Macará

La fotografía en el fútbol

Desde las gradas, los aficionados ven al personaje, con distintivo de color morado, que siempre captura los mejores momentos de los celestes, a poca distancia

Macará

Fin de Temporada 2021

Termina una temporada que aunque no tuvo éxitos en la parte deportiva, deja muchos aprendizajes para el Club. Luego de varios años en que el

Macará

Roger Vera: Delantero ambateño del ídolo.

En nuestro país muchos niños y jóvenes llegan a los clubes para realizar su proceso de formación en las categorías inferiores y luego cumplir el

Obtén tu abono 2021

Desde la aplicación de MIGO

//
Estamos aquí para responder todas tus preguntas.
👋 ¡Hola, futbolero!

Misión

Consolidar al Club Deportivo Macará de la ciudad de Ambato, como una institución sostenible también en el tiempo y que sea considerada como un referente a nivel local y nacional, por su desempeño deportivo y por el apoyo permanente a sus áreas formativas que permiten promover talentos de alto rendimiento.

Visión

El desarrollo potencial de todos los procesos formativos, impulsando a los mejores talentos a través de sus respectivas áreas, que se reflejará en los logros deportivos alcanzados cada año más la generación de oportunidades como fuentes creadoras de recursos.

Objetivos

  • Lograr cada año la participación en torneos internacionales a través del protagonismo efectivo durante su actividad en los torneos nacionales.
  • Continuar con una eficiente y efectiva organización de toda la estructura del Club Deportivo Macará.
  • Impulsar permanentemente todas las áreas formativas del Club Deportivo Macará de Ambato.
  • Fortalecer y promover el nombre del Club Macará como patrimonio, identidad y de desarrollo.

Organigrama Institucional